envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

lunes, 17 de febrero de 2014

POR UNA SOLA VEZ por MANUEL PÉREZ FITO




Por una sola vez
Tuve cerca tu corazón
Presentí que me sentías
Y yo también te sentí.
Hice caso omiso a la razón
Y en mi ceguera
Al deseo consentí.
Como lenguas de fuego
En una gran hoguera
Tu contacto me quemó.
Tu silencio hablaba
Y mi pie se erizó
Supe que me amabas
Y mi cuerpo tembló.
No era un juego
Tampoco fue un sueño
De tu amor fui tu dueño
Por una sola vez.


MANUEL PÉREZ FITO

viernes, 14 de febrero de 2014

DESEO QUE ME ENCUENTRES por VICTORIA SERVIDIO

Deseo que me encuentres
                 ser tu hallazgo
                  tu sorpresa
                  tu necesidad
                  tu deleite.
Si me encuentras
              me sorprendes
me deleita tu presencia
              me despojo de la soledad
y me cubro con tu compañía.
Pero debes encontrarme.
                      Ya no busco,
no es capricho
                    estoy cansada.
Entonces
si me encuentras
                       te daré lo que tengo
poco o mucho,
                       lo que soy.
Aunque transite
                 por el puente del regreso
aún me queda tiempo
                  de dar vuelta
e intentar otro comienzo.
VICTORIA SERVIDIO

LA ÚNICA por STELLA MARIS TABORO



Soy la única en tu camino,
la última en cada último instante
de cada final de tu día.
Soy quien enciende la hoguera
con hojas secas de laurel y eucaliptos,
y tú sabes que sólo yo sé hacerlo
justo cuando echo a volar
las flores de tu alma
No se escapa nada de tu piel
todo queda atrapado
en los poros de la mía,
y volamos juntos
como pájaros incendiados
floreciendo después
en el orgasmo.
Así en cada día ,
y nuevamente vuelvo
a ser la única
con esta milenaria llamarada
dibujada en nuestro lecho. 


STELLA MARIS TABORO

EL AMOR DE UNA DULCE VAMPIRA por MARISA ARAGÓN WILLNER




















Dedico noches enteras a caminar de puntillas
oculta en la fronda avanzo con pensamiento sutil
ese que me desvela cual tempestad enfurecida
del paraíso al infierno andaría
solo por llegar a ti .
Me camuflo con el bosque,llevo una luna en mi piel
por locura, la cordura antes bien conocida, dejé
ahora vago en la espesura
entre lianas y serpientes me enredaría
solo por llegar a ti.
Debajo de mis ropajes encendido va mi ser
mis lámparas son tus ojos de quimera espirituosa
que se rasgan en mi ser y te llamo cuando duermes
y mi voz a tu oído es melodía
solo por llegar a ti.
Dicen por que voy de noche ,  vampira debo ser
que he leido muchos libros y conjuros te tendi
pero llevo un alma pura con un centro de violin
si supiera donde habitas todo lo entregaría
solo por llegar a ti
mas ya ves me desoriento en la penumbra cerrada
sin tu perfume varonil
los espejos giran
mi laberinto es sin salida
y puedo andar en redondo o perderme por ahi.
Suéñame  en todos tus sueños
dime que todas las rosas se han abierto para mi
ven , tiéndeme tus brazos
ven en los mios a morir
mas allá de mi destino, si vampira renací
lo sabe la luna clara y la caja de mi violín
lo sabe el oscuro bosque
mis labios destilando miel musitan
un mantra
¡te haré feliz! 


MARISA ARAGÓN WILLNER

FUIMOS por MYRIAM JARA



Fui sirena
Y
Tú, las olas.


Fui la perla
Y
Tú, la ostra.


Fui la arena
Y
Tú, el viento.


Fui el arbusto
Y
Tú, los médanos.


Fui la sombra
Y
Tú, sol refulgente.


Fui el velero
Y
Tú, la tempestad.


Fui la orilla
Y
Tú, la espuma.


Fui caracola
Y
Tú, marejada que disuelve.


Fui hipocampo
Y
Tú, negro abismo.


Fui sueño
Y
Tú, quimera.


Fuimos, sí, pero ya no…


MYRIAM  JARA

VELADA AMARILLA por ANY CARMONA



Estás lejos y con frío.
Se que debo saltar lomadas,
arroyos imaginarios
y hasta mares,
para acercarme a tí.
Inicio un ritual
de velas amarillas
para darte calor.

Hoy está gélido
en Buenos Aires,
más frío aún
en nuestras almas.
Por eso preparo un té
de manzanilla y miel
para calentar
tu desazón.
Está muy dulce
y pasea por mi boca.
Líquido suave
que aquieta
el desencanto.

No puedo saber
hasta cuándo
durará la calidez
entre mis dedos
pero deseo
que nunca termine
este aroma
de panales.

Las velas
y las llamas
se consumen lentamente.
Tengo frío.
Necesito agregar
más leños
en la hoguera.

Yo se que los dioses
no quieren
vernos helados.
Me pongo un mantón
sobre los hombros
para cobijar
mi temblor.

Y las luces titilantes
dibujan figuras
en el techo.
Son indescifrados
mensajes.
¿Los adivinas?...
No importa,
son señales
de que el tiempo
nos sigue traspasando.

Al fin me siento
abrigada.
Las ilusiones
vinieron hasta mí.
Soñé que con mi fragor,
miles de pétalos
de violetas
te llegaron.

El morado
se transformó
en púrpura,
el gris en verde mar.
Tu soledad
se hizo brisa tibia,
tu agosto, enero,
tu silencio, canto.

Pensé,
nuevamente pensé
que en el invierno,
llegó una porción
de primavera.
Por eso
soñé que la lluvia
era un manojo
de espigas amarillas,
de cosechas pródigas
en nuestras manos.

viernes, 7 de febrero de 2014

NO LAS MIRES por RICARDO COPLAN




 

No mires nubes oscuras
sólo son espuma y agua.
No las mires
que el silencio te atravezará.
No fatigues tu ánimo
con colores pasajeros.
 
Al final del verano volveré
 y traeré las simientes de un nuevo despertar
con el sol en ascenso por el horizonte
y la luna con forma de maíz nutriente.

Los colibríes aletearán
bebiendo néctar y ambrosía
de los pechos de la alegría.

Cantarán ángeles bienhechores
con quenas dulces en sus bocas
y un sonido de juguete
brotará del silencio
como el arco iris de la luz.

La negrura pasará 
como pasa el invierno.
Será un trinar de grillos
en la placidez de la tarde.


RICARDO COPLAN

 

miércoles, 5 de febrero de 2014

POEMAS DE RAÚL ZURITA




PASTORAL DE CHILE

III


Allá va la que fue mi amor, qué más podría decirle
si ya ni mis gemidos conmueven
a la que ayer arrastraba su espalda por las piedras
Pero hasta las cenizas recuerdan cuando no era
nadie y aún están los muros contra los que llorando
aplastaba su cara mientras al verla
la gente se decía "Vámonos por otro lado"
y hacían un recodo sólo para no pasar cerca de ella
pero yo reparé en ti
sólo yo me compadecí de esos harapos
y te limpié las llagas y te tapé, contigo hice agua
de las piedras para que nos laváramos
y el mismo cielo fue una fiesta cuando te regalé
los vestidos más lindos para que la gente te respetara
Ahora caminas por las calles como si nada de esto
hubiera en verdad sucedido
ofreciéndote al primero que pase
Pero yo no me olvido
de cuando hacían un recodo para no verte
y aún tiemblo de ira ante quienes riendo te decían
"Ponte de espalda" y tu espalda se hacía un camino
por donde pasaba la gente
Pero porque tampoco me olvido del color del pasto
cuando me querías ni de azul
del cielo acompañando tu vestido nuevo
perdonaré tus devaneos
Apartaré de ti mi rabia y rencor
y si te encuentro nuevamente, en ti me iré amando
incluso a tus malditos cabrones
Cuando vuelvas a quererme
y arrepentida los recuerdos se te hayan hecho ácido
deshaciendo las cadenas de tu cuello
y corras emocionada a abrazarme
y Chile se ilumine y los pastos relumbren

IV


Son espejismos las ciudades
no corren los trenes, nadie camina por las calles
y todo está en silencio
como si hubiera huelga general
Pero porque todo está hecho para tu olvido
y yo mismo dudo si soy muerto o viviente
tal vez ni mis brazos puedan cruzarse sobre mi pecho
acostumbrado como estaban al contorno de tu cuerpo
Pero aunque no sobrevivirán muchas cosas
y es cierto que mis ojos no serán mis ojos
ni mi carne será mi carne
y que Chile entero te está olvidando
Que se me derritan los ojos en el rostro
si yo me olvido de ti
Que se crucen los milenios y los ríos se hagan azufre
y mis lágrimas ácido quemándome la cara
si me obligan a olvidarte
Porque aún hay miles de mujeres en quien poder
alegrarse y basta un golpe de manos
para que vuelvan a poblarse las calles
no reverdecerán los pastos
ni sonarán los teléfonos ni correrán los trenes si
no te alzas tú la renacida entre los muertos
Hoy se han secado los últimos valles
y quizá ya no haya nadie
con quien poder hablar sobre la tierra
Pero aunque eso suceda
y Chile entero no sea más que una tumba
¡Despiértate tú, desmayada, y dime que me quieres!



RAÚL ZURITA

domingo, 2 de febrero de 2014

LÁGRIMAS DE FLORES DE CEREZOS por MARISA ARAGÓN WILLNER


















¿qué haré en la noche si tú no me atraviesas como un campo de flores a la orilla de un río
como un fértil camino sembrado de cerezos?
¿qué beberé en la noche si no tengo tus besos, desposando mi cuello de asolada tristeza
con tus labios de cisne y banderas de seda?
¡qué oscura la fatiga de la noche silente!
la luna incorpórea tras de los ventanales corriéndome en la bruma de tu espeso recuerdo
lloraré entre los velos del absurdo espejismo
del paraíso triste de todo amor perdido
y buscaré tus manos sembrándome de astros, su amalgama de estrellas en mi cabello lacio.

Suéltame los cabellos sobre tu pecho abierto
invítame a que envuelva en ellos, tus viejos sueños
que le ponga mojones de absurda pertenencia
porque quieres ser mío aunque aniquile el viento
mis títulos de dominio sean sobre tus huesos cada vez que suspiras
y corre el tiempo.
tu boca, medio oriente rasgando el dulce loto
remando rio abajo
con mis manos en súplica  columpiaré la luna
en torno de tu rostro
como árbol derrama tu savia inaugural en mis muslos.

yo sé que será noche y oscura la bocana
y cuando muera de amor entre tus brazos
bendice la raíz del árbol que nos nombra
mientras caen los mantos de flores de cerezos
y doblan las campanas
sobre el dulce crepúsculo de todo lo vivido,
el azul de una brisa , el perfume del vino
que mis lágrimas rocen los pimpollos marchitos
y tu amor en mi alma
este brindis de ausencia , inmerecido.


MARISA ARAGÓN WILLNER