envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

viernes, 30 de agosto de 2013

NO QUIERO NINGUCIAS por ANTONIO CAMPOS


no te esfuerces en llamarme
házlo sólo cuando lo necesites
no compartas conmigo tu tiempo libre
sino un momento especial
no me digas palabras amables
¡dime las de fuego!
no me abras un espacio en tu agenda
no cabría ni mi nombre ni mi corazón
no me des sólo el amor, sería muy poco
agrégale un ¡mundo de pasión!
no te esfuerces en amarme si no puedes

¡basta conque te ame yo!.

ANTONIO CAMPOS VILLAGÓMEZ

jueves, 29 de agosto de 2013

COMETAS Y OTRAS PLEGARIAS por MARISA ARAGÓN WILLNER


















Sabes que es noche y sobre la mesa caen por goteras
las aguas indebidas de las lunas

Aquí en  la mesa donde cayeron tantas bendiciones
las manos en posición de orar
la vista entrecerrada
los padrenuestros por el pan sobre el mantel
y los delicados dedos de los viejos
sus trajinadas falanges acontencidas sobre los campos
desgranando de noche los maizales
tejiendo la dorada melena de los trigos
juntando la música de la higuera
besando el odre impenetrable de los membrillos
curando el más querido caballo herido
sus trajinadas manos orantes encordadas
a un sino como las guitarras

Aquí en la mesa se resolvían todas las cuestiones
de la madrugada y del ocaso
la de la cerca y la semilla
la del riego y la cosecha
las cuestiones del amor

los niños en ronda y en silencio
lo sabían y callaban
ellos sabían que la risa molestaba a la meditación
y la resguardaban para el solaz instante de los campos
cuando se sentaban con las piernas colgando
en las ramas del gran árbol
e invitaban a Dios a humedecerse los labios
con los frutos almibarados de los durazneros
o a mancharse la túnica con la tinta de las moras.

Allí en la copa del gran árbol  se resolvían las cuestiones
más hermosas
las del fruto y la flor
las de la infancia
y ya no necesitaban orar  porque Dios era un niño
como ellos
que trepaba hacia el peligro
con un alma de pájaro y cometa
sin miedos
y todo estaba provisto.


MARISA ARAGÓN WILLNER

POEMAS DE PABLO NERUDA

MARIPOSA DE OTOÑO

La mariposa volotea
y arde -con el sol- a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja: que la mece.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasò el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la manò que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasò la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: -Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,
y desaparece.

MUJER, NADA ME HAS DADO

Nada me has dado y para ti mi vida
deshoja su rosal de desconsuelo,
porque ves estas cosas que yo miro,
las mismas tierras y los mismos cielos,

porque la red de nervios y de venas
que sostiene tu ser y tu belleza
se debe estremecer al beso puro
del sol, del misino sol que a mí me besa.

Mujer, nada me has dado y sin embargo
a través de tu ser siento las cosas:
estoy alegre de mirar la tierra
en que tu corazón tiembla y reposa.

Me limitan en vano mis sentidos
-dulces flores que se abren en el viento-
porque adivino el pájaro que pasa
y que mojó de azul tu sentimiento.

Y sin embargo no me has dado nada,
no se florecen para mí tus años,
la cascada de cobre de tu risa
no apagará la sed de mis rebaños.

Hostia que no probò tu boca fina,
amador del amado que te llame,
saldré al camino con mi amor al brazo
como un vaso de miel para el que ames.

Ya ves, noche estrellada, canto y copa
en que bebes el agua que yo bebo,
vivo en tu vida, vives en mi vida,

nada me has dado y todo te lo debo.


PABLO NERUDA

miércoles, 28 de agosto de 2013

martes, 27 de agosto de 2013

CUÁNTAS MUERTES por JORGE CONCHA LOZANO


Cuántas muertes.
Cuántas de ellas
sobre nuestras vértebras
apilamos y articulamos.

¡Y qué felices,
amor,
qué felices
nos han vuelto!

¡Y qué ojos
nos han dejado
para penetrar
el entero mundo!

JORGE CONCHA LOZANO

TE VIENES por SEROMA

Léelo y coméntalo en POESÍA Y PROSA ERÓTICA

OLVIDO Y EXPIACIÓN por MYRIAM JARA

Léela y coméntala en NARRATIVA

MARIPOSAS DE FUEGO por ANA LUISA ARELLANO


Léelo y coméntalo en POESÍA Y PROSA ERÓTICA

TRAMO XXVII por GRACIELA ALFONSO














Resabio antiguo, sin prisa,
demorado sobre mi mano callada;
desborda con el tiempo agazapado
el hielo dormido de su piel sorda.

Brota de su hueso dibujado
un solo filamento de oxigeno,
y un quejido hondo,
para llamarme a su mundo de redes
y de barcos hundidos,
en el mar muerto de humanidades.

Voy presa, como un felino en su jungla
de juegos despiadados y temores informes.
sus órbitas inflamadas de sombras
contemplan el horror senil
de huir, huir con el cuerpo pegado
a su boca de espanto,
huir, de su garra suicida
y de su sed insaciable de indiferencias.



GRACIELA ALFONSO

GAVIOTA por TERESA DEL VALLE LAUMANN

Gaviota
recuéstate en la playa y espérame
que  iré a buscarte
en esta mañana serena
que huele a mar
a vida sin fronteras
a intentos de nada
a ilusiones en espera.

Gaviota
quiero que me guíes al fondo de la mar serena
donde la substancia nace y se estrena
donde todavía está Dios y espera.

Gaviota
guíame allí,
adonde el sol no llega
en donde las lágrimas son sal
y al mar se integran
en donde las perlas
son sólo perlas
y el coral rojo
flores en primavera.

Gaviota
blanca como un ángel blanco
te ves cuando tus alas despliegas.
Cuando te deslizas audaz por los cielos
hilvanando las nubes con el suelo.

 Gaviota
saeta rauda tu alimento robas
¿robas?
¿acaso no son tuyos los peces
que en la mar crecen?
Dueña del viento
del mar y de las rocas
tu vuelo se parece al de la vida
que te besa
se aleja
te arma
te desarma
te devora y escupe tus huesos.

Gaviota
Ángel voraz en libre vuelo
no me abandones en este pálido suelo.

Gaviota
necesito aprender de ti
cómo vivir
cómo sobrevivir
cómo convivir:
con tanto estrago
no tengo consuelo.



TERWESA DEL VALLE LAUMANN

NO ME VAS A VENCER por MYRIAM JARA

Hoy me desperté
Extrañamente enajenada,
Sintiendo el cuerpo pesado,
La mente obnubilada,
Las manos temblando,
El corazón agitado.

Haciendo un gran esfuerzo
Intenté levantarme;
Las piernas, débiles,
Se empeñaban en evitarlo.
Pretendí abrir los ojos pero
Los párpados no se apartaban.

¿Cuál era la razón?
¿El organismo complotaba contra mí?
La sangre en ebullición
Obedecía al cerebro,
Pero el cerebro, porfiado
No me explicaba nada.

No vas a vencerme,
Le dije, desafiante,
Haciéndole frente a la imagen
Que el espejo me mostraba.
Ojerosa, el cabello enredado;
El hastío, mueca cruel en mi cara.

Fue sólo un momento…
La muerte, solemne y
Antojadiza, me convocaba
En silencio sepulcral;
Muy segura de su triunfo,
Adelantaba la cita.

Sin embargo no lo hice,
Solté el bisturí,
Repugnante insecto
En mis manos apretado.
Con violencia inusitada
Lo arrojé lejos de mí.

La vida es sombra valiosa,
Mi vida también lo es.
No puedo hacerlo
Estoy obligada a seguir.


MYRIAM JARA

EL ÚLTIMO POETA por VALENTÍN ROMANO














Cuando no haya más poetas:
las flores serán de plástico;
los árboles, una ausencia;
la tierra yerma, sin barro;
... estrellas de utilería;
los chicos, muertos de espanto.
 
Cuando no haya más poetas:
¿quién te dirá luna llena
los piropos que te canto?
¿quién te dará a vos pareja
el sabor de los milagros?
¿quién animará los ánimos?
 
Cuando no haya más poetas:
las banderas serán cálculos;
las campanas sólo timbres;
nomás títeres, los pájaros;
y estos versos imposibles
vagarán por el espacio.
 
Cuando no haya más poetas:
la boca será colágeno;
las siliconas los pechos;
y el miembro erecto impostado.
¿Quién besará sin remedio
con el sueño a flor de labios?
 
Cuando no haya más poetas:
el mundo privatizado;
las plazas serán complejos;
y las ruedas cuadriláteros.
¡Cuándo no haya más poetas:
ya no habrá SER HUMANO!

Pero ahora, mientras tanto,
no te angusties ni te quejes,
¡los poetas, aquí estamos!
y aunque vamos siempre al tranco,
no lo olvides: “¡Ladran Sancho,
es señal, que cabalgamos!”


VALENTÍN ROMANO

domingo, 25 de agosto de 2013

TAHU por RICARDO COPLAN

Léelo y coméntalo en NARRATIVA 

BRENDA por JAIME VELÁZQUEZ

I
No la conozco. Anduvo cerca de mi casa, la sentía, como un fantasma de película vulgar. Un día tocaría la puerta, con cara de perseguida y la invitaría a pasar. Soy Brenda, diría. Y yo soy incrédulo. No eres Brenda, no eres Brenda. Entra, te contaré mi historia, o tú dime quién eres. Soy Brenda. Y así volvería el silencio. Ella sentada en el jardín, bajo el almendro, yo con un vaso de agua y el celular. ¿Lo quieres? ¿A quién buscas? Busco un fotógrafo. Tengo un amigo fotógrafo, ¿le hablo? No, dice. Dame el vaso. Ella toma el agua y mira el loro en el pasto: verde en el verde. No era Brenda porque la seguía sintiendo cerca, no frente a mí. ¿Conoces a Brenda? Ella sigue con el vaso, me mira. ¿Cómo te llamas? Soy Brenda. Soñé contigo. ¿Te pintaste el pelo? No. Tenías canas. ¿Yo? Sí. No. ¿No? ¿Quién eres? ¿Me conoces?

II
Cerca de casa hay una mujer que espera. Y yo sé que allí está, aunque no la he visto. No he salido. Me asomo a la ventana y la calle está vacía, porque ella vive a la vuelta, o sale a otra hora, o se va por el lado que la aleja de mi casa: nunca se ha equivocado, camina hacia el lado de siempre. Y espero una casa desocupada de ese lado, para vivir allí y verla por fin, por allí está.

III

Y ocurrió de otro modo. Ella golpeó el aluminio de la puerta y abrí. Era ella. Y se llamaba Brenda, no podía ser de otra manera porque no estoy mirando la calle todo el día. Ella pasa cuando yo no veo. Y así, ya sabes. Entonces tocó, porque alguien le dijo que allí estaba yo. Y abrí. La vi. Le dije Brenda. Ella no dijo su nombre y movió la cabeza hacia un lado y otro. Soy Brenda, diría, si quieres. No tengo nombre. Está bien ese. ¿Me da trabajo? Yo trabajo en silencio y no molesto. Tú nunca vas a molestarme. ¿Tiene trabajo? Aquí no hay trabajo, la casa no necesita otra persona. Pero puedes quedarte en el jardín, junto a la fuente, si no molestas a los peces. ¿Tiene peces? No. No tengo peces. Recuerdo unos peces dorados que se murieron. Y estoy de luto. No hay nada que hacer. Sólo hay que estar sentado y yo me asomaré a la ventana, te veré y diré: ya regresó Brenda. Aquí está Brenda. Como el loro en el pasto que llegó solo y no se ha ido.


JAIME VELÁZQUEZ

viernes, 23 de agosto de 2013

SI ESTUVIERAS CERCA por GRACIELA CASARTELLI



Si estuvieras cerca,
esas olas no estarían solitarias, 
lamiendo tímidas sus playas desiertas.
Se agolparían como risas
en una almohada tejida con perfumes.
Las calles tendrían voces sonando cómplices.
Las paredes de los edificios, serían cobijas de nuestros sueños.
Si tú me buscaras,
esas olas encontrarían la orilla,
siguiendo las huellas dejadas por la luna.
El cielo se tornaría límpido,
esperando con ilusión el naciente
y la brisa del mar traería la frescura
de la promesa de una vida nueva.


GRACIELA CASARTELLI

Y ME QUEDÉ A OSCURAS por MANUEL PÉREZ FITO








AMANDO_TE

Y me quedé a oscuras
Con el eco de la nada
Y mis lágrimas brotaron
Humedeciendo mis ojos
Tan triste fue el despertar
Que ni llantos ni sollozos
Mis desdichas calmaron
Y al sentirme ya no amada
Caminando tan perdida
Sin deseos ya de nada
Pensé quitarme la vida
Pero no es buena elección
Mi corazón se rompió

Más aprendí la lección

MANUEL PÉREZ FITO

QUIEN A BUEN ÁRBOL SE ARRIMA por MANUEL CUBERO

Léela y coméntala en NARRATIVA CON SUSANA

miércoles, 14 de agosto de 2013

SOMOS por ANA LUISA ARELLANO













En la fragilidad cristalina  del tiempo,
juntos tú y yo somos materia del cosmos
y somos igual a un deslumbrante cometa
cuando las puertas del amor están abiertas.

En algún lugar bajo del cielo
donde se confunden los momentos
que con el tiempo se escaparon
de nuestra imaginación
somos instantes remotos en el tiempo...
Pero cercanos en el corazón.

Somos sólo un sentimiento creando
deliciosos universos de pasión
cuando buscan nuestros besos
algo  más misterioso y profundo...

Tras el telón de nuestros cuerpos
para poder trazar los mapas
de esa inexplicable ficción

que algunos llaman... Amor.

ANA LUISA ARELLANO

lunes, 5 de agosto de 2013

YO SE por ANY CARMONA


Yo se cuándo se inició el encuentro. Fue la noche aquella en que se derramó el vino.
Lanzaste pétalos de margaritas en mi pelo y yo decliné mi ego entre tus alas.

Como tejedores de telas intangibles, urdimos la trama de un secreto.
Sonaron miles de notas musicales que fueron sembrando campos de lavanda.

¿Sabes cuándo comenzó el delirio? Fue cuando extendí semillas de palabras azuladas y me dijiste - ven - y fuiste tierra fértil para anclar mis sueños.
¿Crees que no nos vimos? Entonces…¿por qué tus ojos apresaron los míos sin saberlo?
¿Por qué construiste un puente de caracoles a través de un piélago de vientos...Y fuimos alma y hermandad jugando a la aurora de mundos gemelos?

Yo se que hubo algo que me ató a tu cielo. Tal vez el solo hecho de existir del otro lado. O que acudieras siempre a mi llamado…¿Pero es que importa?
Descansen tus inquietudes de náufrago desterrado en un hueco de pródigos verbos. Hay una sinrazón en este encuentro.

¿O fui siempre tuya y no lo recuerdo?



ANY CARMONA

jueves, 1 de agosto de 2013

PROPUESTA por DEB STOFEN



                                                  desprenderse
                                   del añil de la espera
                                 del perfume del cuarto
                           del jadeo incesante de la noche
                          del sentido de buscarte sin sentido

                                        ¿cómo será?
                                        te pregunto

                                      desprenderse
                          de una buena vez y para siempre.

                                      DEB STOFEN