envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

domingo, 30 de junio de 2013

POESÍAS DE TOMAS TRANSTRÖMER

DO MAYOR

Cuando bajó a la calle luego del encuentro amoroso
remolineaba nieve en el aire.
El invierno llegó
mientras yacían juntos.
La noche lucía blanca.
Iba apurado por la alegría.
La ciudad toda se inclinaba.
La sonrisa de los que pasaban
-sonreían todos tras los cuellos subidos.
¡Todo era libre!
Y todas las interrogaciones empezaron a cantar la existencia de Dios.
Eso le pareció.
Liberada, una música
se deslizó a zancadas
por la vertiginosa nieve.
Todo en dirección al Do.
Una brújula trémula apuntando hacia el Do.
Una hora por encima del dolor.
¡Era fácil!
Sonreían todos tras los cuellos subidos.

Versión de Roberto Mascaró
De "El cielo a medio hacer" 1962
Nórdica Libros S.A. 2010

EL CIELO A MEDIO HACER

El desaliento interrumpe su curso.
La angustia interrumpe su curso.
El buitre interrumpe su vuelo.

La luz tenaz se vuelca;
hasta los fantasmas se toman un trago.

Y nuestros cuadros se hacen visibles,
animales rojos de talleres de la Época Glaciar.

Todo empieza a girar.
Andamos al sol por centenares.

Cada persona es una puerta entreabierta
que lleva a una común habitación.

Bajo nosotros, la tierra infinita.

Brilla el agua entre árboles.

La laguna es una ventana a la tierra.

Versión de Roberto Mascaró
De "El cielo a medio hacer" 1962
Nórdica Libros S.A. 2010



TOMAS TRANSTRÖMER

AMARILLO por STELLA MARIS TABORO


Léela y coméntala en POESÍA INFANTO-JUVENIL

sábado, 29 de junio de 2013

ALAS por ANTONIO CAMPOS


he querido volar
pero no encuentro alas a mi medida
tal vez sea mucho pedir
he intentado lanzarme de cualquier altura
y el vértigo me amedrenta
eché a volar mis sueños
y me estrellé con un cielo gris.
¡TORPE! -me dijo una gaviota-
si quieres volar muy alto
vé con aquella mariposa
que está en aquel rincón del cielo
sólo ella podrá ayudarte
las demás son obscuras
al acercarme vi por qué
me enviaron contigo
¿quién más podría ser?

sólo tú, 
¡MI MARIPOSA DE LUZ!

ANTONIO CAMPOS VILLAGÓMEZ

jueves, 27 de junio de 2013

TRAMO IX por GRACIELA ALFONSO

Sombras de mi esqueleto,
las cuencas sin ojos
y el cráneo sin cabello.

Tu amor, en la memoria
hunde el deseo,
en extramuros de la carroña.

Nada te arrebata,
ni el tiempo y la distancia.
Eterno descansas, en mi abismal recuerdo.

Sombras de mi esqueleto,
carne informe dando vueltas
por el deambulatorio del abandono.

Terrores prefijados por lo recóndito,
danzante lengua pegada al fuego
y sordo útero, desenvolviendo el amor.

Arterias desvalidas
como banderas sin nave
en un mar muerto de escombros.

Nada nos detiene
en el huracán prehistórico
de la materia sensible.

Somos hijos de la ternura
y lava de la sabiduría
estallando en lo finito.

Somos espíritus amantes
descubriendo por milagro
habernos encontrado en esta tierra.



GRACIELA ALFONSO

lunes, 24 de junio de 2013

TRASLÚCIDAS por RICARDO COPLAN

Magnolias brotadas
en el regazo de la sombra

humedecidas en incienso
en vagos vapores

translúcidas
al sol en declive

con densidad
con potencia

enhebradas
en el  tenso hilo
que recorre las orillas
y nos abisma
a lo imposible

en ese punto cardinal
que es el centro

y soy yo mismo
queriendo volar.


RICARDO COPLAN

domingo, 23 de junio de 2013

POESÍAS DE EMILY DICKINSON

Certidumbre

Yo jamás he visto un yermo
y el mar nunca llegué a ver
pero he visto los ojos de los brezos
y sé lo que las olas deben ser.

Con Dios jamás he hablado
ni lo visité en el Cielo,
pero segura estoy de a dónde viajo
cual si me hubieran dado el derrotero.

Versión de Carlos López Narváez

Coloquio

Había muerto yo por la Belleza;
me cercaban silencio y soledad,
cuando dejaron cerca de mi huesa
a alguno que murió por la Verdad.

En el suave coloquio que entablamos,
vecinos en la lúgubre heredad,
me dijo y comprendí: Somos hermanos
una son la Belleza y la Verdad.

Y así, bajo la noche, tras la piedra,
dialogó nuestra diáfana hermandad
hasta que el rostro nos cubrió la yedra
y los nombres borró la eternidad.

Versión de Carlos López Narváez


Cuando cuento las semillas...

Cuando cuento las semillas
sembradas allá abajo
para florecer así, lado a lado;

cuando examino a la gente
que tan bajo yace
para llegar tan alto;

cuando creo que el jardín
que no verán los mortales
siega el azar sus capullos
y sortea a esta abeja,
puedo prescindir del verano, sin queja.


Versión de Silvina Ocampo


EMILY DICKINSON

MOMENTOS por AZPEITIA
















Tendríais que leer
lo inabarcable.
Millones de palabras
que engarzadas,
asumen el absurdo
de entenderlas…a medias,
como siempre.
¡ Sí !
Deslavazadas.

 Un diálogo
con dioses imposibles.
Asidas a un silencio
tan ruidoso,
que rompe
el equilibrio
de los cuerpos,
unidos a un cerebro
que no entiende…
que quiere ir más allá
de las estrellas,
que asume en su ignorancia
inútilmente
destinos que nos llaman
desde siempre.

Propósito sutil,
 anhelo eterno…
Volver azul
lo que es oscuro, opaco.

 El torpe sueño
que envenena ideas,
es viento recio
que doblega
espigas,
susurrantes, discretas,
obedientes siempre.

Espaldas de los hombres
que se humillan
colgando en el perchero
dignidades…
Los sueños de una vida
de promesas.

 Las nubes
que amenazan la tormenta
dejan sin luz
para siempre con sus brazos…
la esperanza.

 Reclamo
desde aquí
donde me toca,
la magia en la palabra
que se hilvana,
que se encierra
en cuatro rumbos.
Costados de mi barco
sin costillas,
que carga de ilusiones
en mil puertos,
que atraca en los escollos…
descuidado,
sin mirar lo que le dicen
agoreros,
bitácoras de bronce,
nortes ciegos,
que nunca entenderán
el simple verso,
traído de la mano
de un poeta,
que escribe lo que siente,
atormentado…

AZPEITIA

FUGITIVA por CATALINA ZENTNER

Desde las raíces
Subo el largo camino de mis venas.
Detrás, pisadas-
El aliento del cazador sobre la nuca.
Allá la rosa oscura.
Y mis huesos
ensamblados debajo de la piel
corren
me corren
llevan
me llevan
traen
a través de la bruma

hasta la oscura memoria de la rosa.

CATALINA ZENTNER

SOY AQUELLA por JULIA DEL PRADO


Soy aquella
que se pierde entre
las sombras de ese verano
que atomiza

que se sostiene en
esta vida hasta la llegada
de ese punto de salida.

Soy aquella
niña parada en la estación
a la espera del tren
y su bocina

Soy aquella
que no pide fechas
que alborota los cuadros
de un mañana dominguero

que duda de la historia
de mi Tierra de esa
de la mala de la fea

Soy aquella
la misma y otra
que vuelve a esta vida
como luz en su crisálida.

Soy muchas
más soy la misma.

JULIA DEL PRADO MORALES

BESOS PRIMEROS por MARISA ARAGÓN WILLNER












Encanto subyugante de las flores todas
Secreto estímulo de nuestra piel vibrante
Eco en nuestros oídos interiores
Seducción y hechizo , nada deshizo
El primer beso dulce y consentido

Amante eterno circunstancial o prometido
Plegarias escuchadas en estelar simposio
Todos los primeros besos son divinos
Apasionados , celestes y atrevidos
Instancias de todo lo nuevo y lo aprendido.

Para el instante frugal sabor buscado
Que caen de los árboles del mundo
Labios de forma nueva dibujados
Fragmentos de luz, amor profundo
Apetecido beso u ósculo robado.

El calendario puede haber pasado
Sus días cual papeles moribundos
Más la reserva augusta del recuerdo
Lo llevará prendido o errabundo
Lucerías serán los besos del amado.

Cercano o distante cuando fuera
Sed infinita y oasis del amante
Pasión de invierno o de primavera
Preñado de magia el bello instante
Carta feliz , el sueño y la quimera.

Buscando labios vagará la noche
Su hambruna cenicienta es inclemente
Diosa que el amante arroparía en besos
Pétalos suicidan su derroche
Bocas apresadas en lenguas ardientes.

Volverá a través de los confines
 el recuerdo nunca habrá apagado
el primer beso como un himno
-que honran seráficos gentiles-,
de dos corazones que han amado.

 MARISA ARAGÓN WILLNER

miércoles, 19 de junio de 2013

INVITACIÓN por ERNESTO DEL VALLE












Heme aquí, situado a tu cadera,
Ebrio de tu esencia milenaria.
Heme aquí, en la orquídea planetaria
de esos senos: pan y primavera.
Voy a tus otoños de viajera,
luna entera de mi fiebre agraria,
viajo por tu isla extraordinaria,
ardiente y febril cual una hoguera.
Susúrrame tus sueños callados
los gritos prohibidos que te brotan.
Ábrete a tus miedos cancelados.
Yo voy a la lumbre de tu pecho.
Libera los licores que te agotan:
nos muerde lo blanco de este lecho.

ERNESTO DEL VALLE

RIMAS DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER



AMOR ETERNO

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.


RIMA I

Yo sé un himno gigante y extraño
que anuncia en la noche del alma una aurora,
y estas páginas son de ese himno
cadencias que el aire dilata en las sombras.

Yo quisiera escribirle, del hombre
domando el rebelde, mezquino idioma,
con palabras que fuesen a un tiempo
suspiros y risas, colores y notas.

Pero en vano es luchar, que no hay cifra
capaz de encerrarle; y apenas, ¡oh, hermosa!,
si, teniendo en mis manos las tuyas,
pudiera, al oído, cantártelo a solas.

RIMA II

Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
y que no se sabe dónde
temblando se clavará;

hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
sin que nadie acierte el surco
donde al polvo volverá;

gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar,
y rueda y pasa, y se ignora
qué playa buscando va;

luz que en cercos temblorosos
brilla, próxima a expirar,
y que no se sabe de ellos
cuál el último será;

eso soy yo, que al acaso
cruzo el mundo sin pensar
de dónde vengo ni a dónde
mis pasos me llevarán.

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

DESTACADOS DE MAYO ¡FELICITACIONES!!

  • CEREMONIA por MARISA ARAGÓN WILLNER
  • ¿SOY O ME HAGO? por MYRIAM JARA
  • MANDATO IMPERFECTO por ANY CARMONA
  • LA CONQUISTA por GRACIELA CASARTELLI
  • HOY por STELLA MARIS TABORO

ALFARERA por SEROMA


Esperándote, alfarera,
me aderezo en barro.
Nada soy sin tus manos,
solo agua y grava virgen,
quedando en el intento
de urdir fantasías inversas
sobre palomas de insomnio.
Tal vez, asfixia de sal,
en un añejo fango tibio.
Requiero tus destrezas
de mágicos instantes,
moldeando sonrisas al deseo,
y los frutos candentes
de pezones sin ataduras,
para dejar de ser inconcluso
légamo muriendo en destino

de piel reseca de madera.

SEROMA

EN MIS SILENCIOS...por ANDRÉS GRENOUILLE

¿Quién iba a pensar,
Que era capaz un niño de volar,
De sedar al odio obcecado,
De amar en forma tan recia y brava?..

Y ahora revuelves mis silencios,
Vos, con tus dulces danzas,
Haciendo arder mi cuerpo alquilado,
Hasta el gemido de Satanás…

Ese sabor en mis labios hoy,
Aquella ausencia en mi piel de ayer,
La promesa de un beso pronto,
Esa verdad que con mi boca escucharé…

¿Cómo iba yo a saber
Que fueras vos aquel
Que gobernara mi desquicio
Y mi cordura, alguna vez?..

Y hoy te vivo, desnudo y ciego;
Te siento con manos sordas,
Entre hojas secas y estupor idiota,
Desde mis puños florecidos en tu ser…

Si sos muerte, inmólame.
Si sos verso, elévame.
Si sos silencio, cállame.
Y si sos vida, enférmame…

Como un loco a su luna,

Te amo con los pies descalzos.

ANDRÉS GRENOUILLE

martes, 18 de junio de 2013

CABALLOS SALVAJES por TERESA DEL VALLE LAUMANN


Yo los sentí, los vi…
alguna lejana vez los sentí:
caballos salvajes por mi piel galopar.
Ojos cerrados.
Caballos salvajes en loco tropel.
Encendido carrusel.  Caballos salvajes.
Salvajes corceles blancos… negros…
volar… correr… flotar…
yo los sentí
alguna vez –recordado albor—
eterno alarido –perdido rubor—
yo los sentí
sin miedos, sin dolores:
crines al viento, crines al sol
cascos de fuego retumbando con fragor
yo los sentí
Caballos salvajes –verdes prados—
lluvia de color
espuma viva en el horizonte
¿Dónde están?
¿Adónde se fueron?
Ya no los veo
ya no los siento
ya no me envuelve su verde aliento.
Caballos salvajes llenando mi geografía
estallido de luz en mis pupilas…
ya no los siento ya no los veo ya no corren a mi encuentro.
Horizontes sin sol
crueles me dicen:  “no volverán
ya nunca, nunca volverán”.

 TERESA DEL VALLE LAUMANN

EL ABRAZO por DEB STOFEN















Entre lo que nos une y nos separa
como imanes
hay una fuerza que empuja hacia la tierra

Por suerte
la redondez del globo se copia
en el borde de un beso.

El agua se vierte blanda
hasta que deshace las penas.

DEB STOFEN

INCÓGNITA por JORGE CONCHA LOZANO


El cerro avanza
sobre la ciudad:
come las calles,
astilla las ventanas,
asola los cuerpos,
alegra los ojos.

Y las ruedas
buscan todavía
el dinero total.

¿Cuántas lágrimas
inundarán el corazón
antes de abrazarte?

JORGE CONCHA LOZANO

CUANDO...por MYRIAM JARA












Cuando se acaben las guerras
Cuando el dinero deje de ser de unos pocos
Cuando los niños no mueran de hambre
Cuando desaparezcan las fronteras
Cuando la visa sea un recuerdo del pasado
Cuando todos los seres humanos vivan  dignamente
Cuando se respete el derecho de los animales
Cuando el planeta renazca
Cuando el sol ya no sea nuestro enemigo
Cuando el agua potable llegue a cada rincón del mundo
Cuando se respete la flora y la fauna del pulmón del mundo
Cuando dejen de matar para quedarse con el petróleo
Cuando las mujeres no sean lapidadas
Cuando los niños y las mujeres no sean vendidos como mercancía
Cuando la droga deje de ser el mayor flagelo
Cuando la igualdad deje de ser utopía
Cuando “discriminación” sea una mala palabra
Yo sabré que DIOS bajó una vez más y
Entonces sí podré decir:

¡La vida es maravillosa!

MYRIAM JARA

LA SUBLEVACIÓN DE LAS AGUAS. POEMA 14 por MARTA PIMENTEL


                                                            La clave de sol cae en picada
sobre el arroyo viejo, y se desliza
la madreselva al costado azul del jacarandá.
Hay una iguana cargando agua para su cueva
y un mrucuyá enlazado al cañaveral.
Siento la siesta en la penumbra de mi tapera,
la risa tibia de una culebra en el ñandubay.

Cositas simples puras y sencillas son mis poemas
en la cima de mi adolescencia y mi soledad.

Poema 14


MARTA PIMENTEL

viernes, 14 de junio de 2013

TRES PECADOS por ANY CARMONA


Qué dice la vieja ceniza
cuando camina junto al fuego?
Pablo Neruda



Ella es la ceniza
que camina
hacia el patíbulo.
Va confesando
uno a uno
sus pecados.


Vestigios
de leña ardiente
en un tiempo
sin conciencia.
Huellas
de un amoroso pasado.


Ella carga tres culpas
bajo sus pies livianos.
Pasión,
ingenuidad,
entrega.
Son el precio del engaño.


Ella dejó caer brasas
encendidas
desde sus manos.
Formó un camino
fosforescente,
como sendero de llanto.


Es la vieja ceniza,
lo que quedó del fuego,
el resto del amor…
cuyos pecados sensuales
uno a uno
va confesando.


ANY CARMONA
*Del libro Neruda y yo

APRENDIZ DE NADA por MANUEL CUBERO


Léela y coméntala en NARRATIVA CON SUSANA

jueves, 13 de junio de 2013

SER FELIZ por STELLA MARIS TABORO


En un trozo de blanco papel,
Con un grafito en mi mano
y sin mancharme la piel,
dibujaré una escalera,
con peldaños de miel.
quiero que aguanten muy bien
y al cielo poder llegar
Hacer florcitas con nubes
y en un ramo de ternura
enseñarte una canción.
Colorear tu sonrisa
para sembrar alegría
Y serás sol que ilumina,
brisa que acaricia.
Serás una niña que cres
porque no sabe aburrirse
Y fabricarás el reíerse
que va saliendo de tu aliento
para sembrar el viento.
STELLA MARIS TABORO

RECORDANDO A LABORDETA por DANIEL ABELLA
















Hace ya tiempo que nos dejaste huérfanos y abandonados
tú, que fuiste poeta, profesor, cantautor y revolucionario hasta la muerte
tú, que con tu guitarra y tu voz miles de canciones has entonado
tú que soñabas con una tierra llamada Libertad que reclamabas con voz fuerte

Tú, Labordeta, que nunca te dejaste domesticar
Tú, que nunca te doblegaste y estuviste dispuesto en la batalla
usando tus versos y palabras como bombas que estallan
contra todos aquellos que tu voz quisieron hacer callar

Tú, siempre con tu País en la Mochila
Tú, la perfecta mezcla de político y maestro
tú, siempre a defender tu tierra, Aragón, dispuesto

a pesar de ser un hombre contra miles de batallones
siempre en el frente de batalla en primera fila
con tu guitarra y tu voz entonando cantos de revoluciones
DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA