envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

miércoles, 27 de febrero de 2013

MENSAJES EN EL CIELO por ANY CARMONA

Léela y comentala en NARRATIVA CON SUSANA

domingo, 24 de febrero de 2013

REBELDES MARIPOSAS por MARISA ARAGÓN WILLNER


En cada primavera
en tu hombro asierra el trajinar de una mariposa nueva
su viaje como el mío no comienza
en el canto de la noche y la cigarra ,
en el mecer de girasoles ni el moler de la cebada,
ni en la hora que descifras un teorema,
ni es un molino viejo de aspas moribundas
enharinando el cielo de colibríes.

Mi viaje es a tus brazos
y es a la pluma que señala su marca de inocencia
el promontorio festivo  de  llegada
un punto azul donde trasnochan el ayer y el futuro
en un beso del hoy  que entibia soledades

¡Qué locura estar provista para la rebeldía
de una seda frágil y alma de mariposa!

Atrápame en vuelo,  en tus perfumes,
en tus manos de cobre antiguo
en tus libros de vida y tus inmensos ojos
tú me haces cometer locuras
vistiendo mi cuerpo en papiros húmedos.

Mi viaje
es un sueño manantial de caricias, albor donde
me descalzo en el borde sediento de tus labios,
espera entre  pétalos dormidos de rosales
donde alguna vez mi infancia
fue la falda cubierta de ciruelos dulzones
que acunaba las mariposas rebeldes de tu mirada
y tú polinizaste mi piel ardiente
a escondidas del  viento. Adolescente
para desposarme en tus jazmines
risueños a la hora señalada.

¡Qué locura estar provista para la rebeldía
de una seda frágil y alma de mariposa!

MARISA ARAGÓN WILLNER

OJOS DE FUEGO por FERNANDO TORRES VICO



Las ranas dejaron de croar,
enmudeció el cantar
de los pájaros.

Los tétricos sonidos
retumbaron en el fondo
del denso bosque,
lúgubres, aciagos, sombríos,
fue como si el tiempo feliz
de los hombres agonizara.

Por fin he comprendido
que a veces el terror
paraliza tu ser
que todo se vuelve horror,
escalofriante escena
del funesto día.

Que todos han de tener
ese día amargo
enfrente de sus aciagos ojos.

Ese día que ahora es el mío,
encuentro con la efigie del mal...

Y entiendo que es tiempo
de correr, sólo de correr,
Y corro.
...Y sigo corriendo
entre un hedor
de cuerpos calcinados,
cadáveres corruptos.

Y corro,
sin mirar atrás,
sintiendo su aliento
cada vez más cerca,
más próximo.

Y corro con un empuje
prodigioso, genésico.

Quebrándome.
¡Desmesurado dolor!
Y caigo rompiéndome la tez.
Y sangro, caudal rojo,
que se vierte en la tierra...

Entonces reúno todos
mis bellos recuerdos
como muda película en mi alma.
Abrazándome
a la atroz calavera
de mi destino.

Y Mientras tanto...


FERNANDO TOPRRES VICO

sábado, 23 de febrero de 2013

POEMAS DE BERTOLT BRECHT



CANCIÓN DE UNA AMADA

Lo sé, amada: ahora se me cae el pelo por mi vida salvaje,
y me tumbo en las piedras. Me veis beber el aguardiente más
barato, y camino desnudo al viento.

Pero hubo un tiempo, amada, en que fui puro.

Tuve una mujer que era más fuerte que yo, como la hierba
es más fuerte que el toro: se vuelve a erguir.

Ella vio que yo era malo, y me amó.

No preguntó a dónde conducía el camino, que era su camino,
y quizás iba hacia abajo. Cuando me dio su cuerpo, dijo:
esto es todo. Y fue mi cuerpo.

Ahora ya no está en ningún lado, desapareció como una
nube cuando ha llovido, la abandoné y cayó, pues ése era su camino.

Pero de noche, a veces, cuando me veis beber, veo su cara,
pálida en el viento, fuerte y vuelta hacia mí, y me inclino ante
el viento.

BALADA DEL GUARDABOSQUES Y LA CONDESA

En tierras de Suecia vivía una condesa
que era tan pálida y tan bella.
«¡Señor guarda, señor guarda, mi liga se soltó,
se soltó, se soltó!
¡Guarda, arrodíllate, pronto, y átamela!»

«Señora condesa, señora condesa, no me miréis así,
yo os sirvo por mi pan.
¡Vuestros pechos son blancos pero el hacha es fría,
es fría, es fría!
Dulce es el amor, pero amarga la muerte.»

El guarda escapó aquella misma noche.
Cabalgó monte abajo hasta que llegó al mar.
«¡Señor barquero, señor barquero, acógeme en tu barca,
en tu barca, en tu barca!
Barquero, tengo que ir hasta el fin del mar.»
Entre el gallo y la zorra brotó el amor.
«Oh, dorado, ¿me amas de verdad?»
y fina fue la noche, pero el alba llegó,
llegó, llegó:
todas sus plumas cuelgan del zarzal.



BERTOLT BRECHT

viernes, 22 de febrero de 2013

ACASO DUERMES por MARIEL MONENTE



















¿Acaso duermes
Mientras bailo la plegaria entre los juncos?
Cuerdas de arpa vegetal se mecen en mis dedos de agua
Espuma vigorosa las agita
Y el río pronuncia caracoles y fragancias viejas.
¿Acaso duermes, mientras sufro
Los avatares de una escarpada tormenta junto a ese río ignorante?
No sabe de la risa, ni del llanto,
Ni del sueño confuso sin mi nombre,
Con todas las ficciones que bailan.
No sabe de mi proverbial ritmo de misa antigua
Que se debate en la noche entre los juncos
Danzando tu plegaria.

MARIEL MONENTE

ELLA ESTÁ ENTRE NOSOTROS por MARTA PIMENTEL














En los platos, en la cocina
Vive dentro de mis medias
Y las contempla estando limpias.
Ella transita con el sol a pies descalzos
Por la casa que comparto con su risa.
Ella entibia cada olla y la recubre
De hortalizas.
Ella es tiempo, espacio, madre,
La sultana y la amiga.
Ella finge ser ajena a mis poemas
Y se filtra entre renglones
que me riman.
Ella es don, ángel supremo
que se cuelga del silencio.
De los dioses que la miman.
AS ella debo mis suspiros
Por ella vivo.
Ella tiene cual banderas mis delirios
y yo apenas si pudiera darle un hijo.
¡Quien quería tanto, tanto
como ella esta pobre
poesía dando vueltas!
Ella es todo:
Tierra, agua, fuego, aire
Entre mis venas.
Ella teine mis iniciales por emblema
que se cuelga justa al cuello
como propio.
Tal vez, el día que ella quiera
con el codo y de un soplo
quede yo en el olvido,
pero, si es por ella
llevo todo lo vivido
muero en calma y resucito.
Porque ella está en el centro de los pájaros
y es por ella este cuadro que le pinto.
Mientras duerme a mi costado
Le recito y su pelo tan plateado
acaricio.
Ella, y no la otra,
lo ha querido.
El que lleva el calendario ya escrito.

Ella es la que sueña,
Mientras vivo,
Ella es la que ama sin motivo.
Ella es, y no la otra,
Lo ha querido.
Ella misma una noche de alaridos
Cuando su cuerpo calaba en el vacío
Y el alma agonizando rompía en llanto
Sin destino.

Ella tiene mi alma puesta por la suya,
y mis huesos por los suyos,
Y mi sangre por la suya.
Su camino es mi camino.
Ella entera de frente da lo mismo
Llamar ángel, mortal o infinito.
Tiene todo entre sus manos
Lo he sabido
Cuando en sueños delirados
Me he ido
Ala esfera del Maestro que respiro.

MARTA PIMENTEL ÁLVAREZ

miércoles, 20 de febrero de 2013

CON LAS SIENES PULVERIZADAS DE PÁJAROS por CATALINA ZENTNER


Con las sienes pulverizadas de pájaros
y la cola de plata de una estrella
encendiendo su frente
avanza hacia la morada de la luz.

Su caballo azul
tiene los belfos húmedos
y las crines consteladas de rocío.

¿Escuchas a lo lejos
el galope de las campanas?

Calla
para que el diamante se multiplique
y se hunda entre los labios del poema
hasta que sangren las palabras
y el ojo de la luz
purifique el agua de las pudriciones.


CATALINA ZENTNER

YO NO TENGO OTRO TIEMPO PARA DARTE... por AZPEITIA


Yo no tengo otro tiempo para darte
que el que crece escondido sin fronteras
en la torpe esperanza que clausura,
esas puertas que abrimos temerosos
contemplando la vida que nos queda.

Muñidor de palabras atrevidas,
hoy no pienso decir lo que otros quieren
desvelando mis dudas y quebrantos,
los pesares que volcamos los poetas,
sin medir que otros tratan de juzgarnos
sin piedades que alivien nuestras penas.

Solo  puedo decir…, que es muy distinta
la razón de vivir que a mí me invade.
Soy feliz pese a todo… y no lo siento
aunque entiendo que pueda ser agravio.

¡Tú!... que sabes… Compartes lo que digo,
 dejas suelta en el aire tu sonrisa
de cristales que cantan de alegría,
la emoción de un momento que es eterno,
que no entiende quien mira desde afuera,
aunque intente decir que nada es cierto.

Es la historia que siempre se repite,
los de afuera, no entienden lo de adentro.


AZPEITIA

UN DÍA NO LEJANO por JULIA DEL PRADO


















Un día no lejano
 saldrá de la flor de lis el poeta dirá:
 -compraré un planeta con caja
 de frutas para los críos-
 América cantará a su Agua
 sin fronteras.

Y el hombre cocinará la paz
como una danza
de sonrisas frescas.

Alrededor de la chimenea el fuego
aquietará su corazón
en casita de madera.

Uno para todos / todos para uno
dirá ese Ser Hombre/ Ser Sueño.


Entonces Yo Mujer Anciana
beberé esa fuente del gavilán
y su escritura


tomaré fotos de la flor de lis
y su poeta
no queda más / abordaré la nave.


JULIA DEL PRADO MORALES

UN CLIMA DE BESOS por NINFA DUARTE


Entré en tus versares,
encontré en ellos
un clima de besos y jadeos,
te sentí en mi cuerpo
buceando sentires,
hurgando en cada poro
mis secretas sensaciones.
Hablabas de placeres
y mi piel se erizaba;
me abrigué en ti
como hacen las ondinas
en las aguas de los mares;
me deleité con tus caricias
cuando palpaste mis intimidades…
Nadaste mis olas contenidas
sacando a la sal sus olores
para bañar con ellas mi cuerpo
y en bellos estertores se unieron
tus espumas a las mías…
Sacié mis adentros con
tus palabras sin sábana...

NINFA DUARTE

SUEÑOS REPARTIDOS por ANTONIO CAMPOS















Busco un rincón en la memoria de las espigas
Donde pasar la noche
En abrazo fraterno con los búhos

Las aves y yo hemos pisado
La misma sombra, el mismo todo
Me congela pensar en la mirada
De los que partieron

He escuchado el polvo de los gusanos
Recordándome la fragilidad de las piedras
En el libro de los pesares ya no aparece
En nombre del purgatorio
Tal vez cambio de identidad

Soledad y tristeza pelean entre sí
Sus miserias, sin saber que fueron
Paridas por un corazón podrido

Soñar es repartir la esperanza
En cartas de fe
Estaré aquí hasta que ya no haya
Lugar para una lágrima más

¿A dónde iré con mi muerte
Cuando la eternidad
Ya no sea un lugar digno para soñar?


ANTONIO CAMPOS VILLAGOMEZ

martes, 19 de febrero de 2013

POEMAS DE CONRADO NALÉ ROXLO

EL GRILLO

Música porque sí, música vana,
Como la vana música del grillo,
Mi corazón eglógico y sencillo
Se ha despertado grillo esta mañana.

¿Es este cielo azul de porcelana?
¿Es una copa de oro el espinillo?
¿O es que en mi nueva condición de grillo
Veo todo a lo grillo esta mañana?

¡Qué bien suena la flauta de la rana!
Pero no es son de flauta: en un platillo
De vibrante cristal de a dos desgrana

Gotas de agua sonora. ¡Qué sencillo
Es a quien tiene el corazón de grillo
Interpretar la vida esta mañana!


HAY QUE ANDAR POR EL MUNDO...

Hay que andar por el mundo como si no importara.
Sin preguntar el nombre del pájaro y la planta,
Ni al capitán del buque, a dónde lleva agua.

Mirar al otro lado del que todos señalan,
Que es allí, dónde crece la rosa inesperada.
Hablar con el herrero, del caballo y la fragua,
Pero mirando al fuego, con atenta mirada;
Puede que en un silencio, veas la salamandra.

Crear el nombre hermoso de alguna imaginaria mujer,
Y luego a todos preguntarles  con ansia:
Si no la han visto, acaso  te lleven a su casa...

En la copa vacía beber con esperanza,
Tal vez una divina locura, de cristal guarda.
Sacar siempre a los ojos, el aire azul del alma,
Ver lo que nunca alcanza la mirada...

SE NOS HA MUERTO UN SUEÑO

¡Carpintero! Haz un féretro pequeño
de madera olorosa,
se nos ha muerto un sueño,
algo que era entre el pájaro y la rosa.

Fue su vida exterior tan imprecisa
que sólo se lo vio cuando asomaba
al trémulo perfil de una sonrisa
o al tono de la voz que lo nombraba...

Mas qué te importa el nombre, carpintero,
era un sueño de amor. Tu mano clave
pronto las tablas olorosas, quiero
enterrar hondo el sueño flor y ave.

¡Al compás del martillo suena un canto!
"No vayas al campo santo,
porque los sueños de amor
No mueren. Se muda en llanto
su forma de ave y de flor


CONRADO NALÉ ROXLO

lunes, 18 de febrero de 2013

PEQUEÑA HISTORIA por SEROMA


La soledad es una venus morena,
con encantos de abismo y misterio.
Si dura, nos agota en desconsuelo,
si es breve, a veces, nos permite
encontrarnos más de una vez
con nuestra propia delicadeza,
hurgar en los anhelos latentes,
y, tal vez, reaparecer en la sonrisa
oculta en el recóndito trasfondo
del lamento de una angustia.
Oscura diosa de los corazones,
nos tienta por caminos exclusivos,
donde solo a ella perteneceremos,
sin tener agallas para algo más.
Y sin embargo, en la soledad,
arderán los deseos de despojarse
de sus maléficos encantos,
dejar de sentirnos uno sórdidos
abandonados de todo posible destino,
para encontrar en algún otro
una pequeña historia que compartir.

SEROMA

DESNUDEZ por ERNESTO DEL VALLE



Me sé tu cuerpo desnudo;
noche a noche, de memoria,
cada marca con su historia
lo he lamido ciego y mudo.
Me sé tu cuerpo dormido
bojeando sus oquedades
absorbiendo sus verdades
como arcángel aguerrido.
Me sé tu cuerpo despierto
vivo pulso y llamarada
ardiendo en la madrugada
al amor, franco y abierto.
Tu cuerpo de piel rendida
me lo bebí tan ansioso;
que fuiste insignia del gozo;
fuiste llama y despedida…


ERNESTO DEL VALLE

MI CUERPO CIRCUITO EN VELA por JORGE CONCHA LOZANO


Mi cuerpo,
circuito en vela.

Mis ojos
en llamas siempre.

La luz no logra golpear al miedo;
la noche alambra el cuello.

La palabra salva un desorden,
ese tiempo que asesina.

Mi cuerpo,
circuito en vela,
penitencia
la tristeza de la noche.


JORGE CONCHA LOZANO


CALLAR por TERESA DEL VALLE LAUMANN


Primero eliminamos las palabras
luego, tras las palabras,
se fueron los gestos.
Después,
poco después,
desaparecieron las caricias,
las sonrisas
las ilusiones
los sueños nuevos…

…al fin
quedamos desnudos,
ateridos de frío,
vacíos, áridos
marchitos
desiertos
sedientos…
de pie, pero muertos.

TERESA DEL VALLE LAUMANN

sábado, 16 de febrero de 2013

ACOTACIÓN por ANDRÉS GRENOUILLE



Fui yo quien le arrebató la orquídea de la boca a Satanás.
Fui yo quien hizo sangrar las rosas blancas de Yhvh
Fui yo el que embelesó a los querubines de los cielos,
De aquellos cielos profundos sin dueño ni ley,
Con juegos y regalos y trampas con sabor a hiel.
 
Fui yo quien les lamió las nubes negras e hizo llover miel,
Quien arañó el sol aquel domingo en la mañana,
Perturbando el eterno sueño de aquél,
El haragán, el inocuo, el que nunca fue ni será.
 
Soy el hijo de mi padre y de mi madre.
El hermano de mis hermanos.
El tío de mi sobrino.
El amigo de mis amigos.
El perro de mis perros.
 
Soy aquel hombre de su hombre y de nadie más.
Aquel hombre ajeno, ajeno de sí, de Yhvh, de Satanás, de usted.
¿Me conoce usted?.. Qué va.

ANDRÉS GRENOUILLE

EL MAPA DE TU CUERPO por ANY CARMONA

Léelo y coméntalo en POESÍA ERÓTICA

jueves, 14 de febrero de 2013

¿QUIÉN LOS VE? por STELLA MARIS TABORO
















No esperan la oscuridad,son hijos del viento, tañidos de campanas
escarchados con el fuego del olvido.
Sus pies vagan como suspiros por las calles,
el amor se evaporó como vuelo de golondrinas.
Se acurrucan en una caverna de calle peligrosa
donde nos hay mariposas, ni juguetes.
Suman instantes de la nada,
amordazados como pequeñas estrellas,
rostros sin luz, mejillas silenciosas.
Pajaritos petrificados en una cornisa
espejos del vacío.
No saben del miedo ni el cariño.
Sí, del frío que duele más que el hambre.
Sí del desamparo de neblinas.
No del amuleto de la grata suerte.
Alucinados sufrientes ,
ausentes ojos devoran sus horas
de avecilla libre pero esclavizada
en los aguas de la indiferencia.


STELLA MARIS TABORO

SILENCIO DE TÍ por GRACIELA CASARTELLI


 








Soñar el primer recuerdo;
el de una mano grande,

que asía mi manita de niña.
Ella, pasados los años,
persiste en su caricia y en su sostén.

Soñar que mis labios pudieran retener,
el sabor de la piel de quienes amé,
en un beso.

Soñar que no existe la soledad;
ni el dolor de lo perdido.

Pérdidas de personas y
de algunos sentimientos.
Mientras otros han quedado
y configuran sombras blancas,
rodeando el aire de mis contornos.

Cercada de espectros.
Son los seres que partieron
hacia otros destinos,
que no fueron el mío.

Colmada de sentimientos,
que un día,
fueron vivencias de alegrías.

Hoy están idos, con los años;
envueltos en mis mutismos.

Siento que soy todos ellos,
en una síntesis de tiempo,
más algunos adornos.

¿Cuál es la paz que busco,
si yo me disgregué en el pasado?

Disuelta en sombras y
en muchas cosas que pude crear;
mientras sobre mí se cernía,
                              un sol ardiente.

¡Hoy, me pueblan los vacíos de los amados!

Los sueños que me dejaron,
los que he tenido.
Y los que me han sido negados.

Hoy no tengo nada,
sino yo misma;
con un resplandor teñido de destierro.
De ansias de aquella mano fuerte,
que asía la de la niña pequeña.

Aquella mano que se cerró
y desapareció en los años;
en las distancias de los inalcanzables.

Desde entonces, sólo las ansias.
Descubrir algo lejano, sin saber, qué...

Llegaré, cuando colme los vacíos,
los espacios que debieron pertenecerme
y me fueron quitados.

Los espacios llenos de ternura,
 y de besos negados.

Hoy, sólo son atestados por los silencios.
Supresión de ti.

La espera de la magia,
del milagro, que sólo hace posible el amor.
Quizás,
                                        en un día cualquiera…

GRACIELA CASARTELLI

miércoles, 13 de febrero de 2013

TRAMO XIX por GRACIELA ALFONSO















Oh semen que alabaste
el cuerpo que te recibió,
oh semen que penetraste
en el incauto óvulo que te amó.

Quiero que compongas
un ser, humano y tierno,
comprensivo y sereno.

Quiero que destruyas
con tu legión de semillas,
los óvulos malditos y lujuriosos
del hombre destructivo.

Quiero que inventemos
el hijo de la ternura,
en el último instante del recuerdo.

                                                     Graciela Marta Alfonso

SENTENCIA por SUSANA FALCÓN


Léela y coméntala en NARRATIVA CON SUSANA

MALDITA GITANA por MYRIAM JARA

Me pidió la mano a cambio de unos centavos,
Dijo que podía descifrar mi futuro que en ellas escrito estaba.
¡Ay, estúpida gitana, que yo no creo en nada!
Se le enardecieron los ojos, chispas brotaban de ellos.
Clavó su mirada en la mía y escupiéndome en la cara
Me regaló su maldición ¡OJALÁ QUE TE ENAMORES!
Solté tremenda carcajada al tiempo que ella gritaba
¡LA MALDICIÓN RECAERÁ SOBRE TI, MOCOSA MALEDUCADA!
Se fue revoleando sus polleras de costosas y floridas sedas
Mientras al repiquetear de sus tacos hacía vibrar la vereda.
Seguí mi marcha sin mirarla y fue entonces que sucedió,
Se me cayeron los libros y él me los levantó.
¡Ay, maldita gitana, que de su sonrisa quedé prendada!
Han pasado ya diez años desde ese nefasto día.
Nos casamos por iglesia, tal como correspondía;
El primer hijo vino al año y luego una seguidilla.
¡Qué hombre tan efusivo que me ha llenado de críos!
Abandoné mis estudios, me dediqué a esos niños,
Ni tiempo me quedaba para ir a la peluquería,
Mis uñas son un desastre, me llené de celulitis,
No me alcanzaban las horas para atender tanta gente.
¡Ni pensar en el gimnasio, ay, qué triste mi suerte!
Hoy es nuestro aniversario, ni se acordó el cretino,
Llegó a casa de madrugada, con la camisa arrugada
Después de pasar unas horas con su atorrante secretaria.
Heme aquí, desahuciada, vieja, mal vestida, desgreñada…
Él está cada vez más joven y yo más que estropeada.
¿Por qué no le habrá dado la mano a esa maldita gitana?
Tal vez me hubiera advertido…
Tal vez no se me hubieran caído los libros…


MYRIAM JARA

EN CADA ESQUINA AMOR por ANA LUISA ARELLANO


















El Amor es como un poema delicado
que hay que reescribir y alimentar
con frases tiernas con besos dulces
y con caricias vibrantes... A cada instante.

Por que si lo ignoramos, si no lo alimentamos
el Amor se marcha de nuestro lado
dejando con su partida, tan sólo un cielo vacío
y dejándonos el alma llena de melancolía.

El amor es una presa fácil de atrapar
pero muy difícil de conservar...
Y cuando la dejamos escapar
deja un recuerdo agridulde, difícil de olvidar

y cuando ya se ha ido llevándose su calidez
y fantasía, nos damos perfecta cuenta
de lo hermoso que había sido y nos volvemos
esclavos de las sombras de su partida.

El Amor es la flor más llena de belleza
de magia y de emoción, que puede que exista....
A veces la tenemos a la mano
y sin embargo se marchita a nuestro lado...

Dejándonos tan sólo los recuerdos
de su espléndida belleza y su alegría
que una vez también fue nuestra
y decoraba y hacía feliz nuestra vida.

Ya después que se ha perdido
el alma llora de tristeza y afligida
por que no puede hacer que de nuevo
esa flor que era el Amor retoñe a la vida.

Y es que el amor Amor...
 !Hay que regarlo en cada esquina Amor.
Con inmensos besos de fuego y de luz
y hay que arrullarlo con suaves mimos,
para que nunca nos olvide.

Y es que el amor Amor... Hay que regarlo
hay que apreciarlo, hay que cuidarlo en cada ángulo,
en cada vértice y detalle... para que no se despida.
Para que no se esfume de nuestra vida.

ANA LUISA ARELLANO

EN PAZ* por DEB STOFEN


Alguien alisó mi cuerpo 
puso sobre mi piel
un perfume distinto       extraño.

Gritó: ¡piedra libre a la nostalgia!
soltó  mi mano    
desató mi sed

 Giré  sobre el filo de una viga
                            en duelo
           con mi deseo a muerte
 
¿Cómo saber qué era  luz y qué reflejo?

DEB STOFEN
* Del libro inédito ¿Quién me quita lo bailado?