envía tu poema, foto y breve bio a luxlua@hotmail.com y/o tu narrativa (hasta mil palabras) a este mail: reinalagarta@gmail.com FOTOS EN JPG Y ESCRITOS EN VERSIÓN WORD ¡BIENVENIDO! - Seguinos en Twitter: @blogdepoetas

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE

POETAS INOLVIDABLES en GOOGLE
Sumate a la comunidad haciendo click en la imagen

miércoles, 30 de enero de 2013

POEMAS DE ALEJANDRA PIZARNIK


CENIZAS 
La noche se astilló de estrellas 
mirándome alucinada 
el aire arroja odio 
embellecido su rostro 
con música. 

Pronto nos iremos 

Arcano sueño 
antepasado de mi sonrisa 
el mundo está demacrado 
y hay candado pero no llaves 
y hay pavor pero no lágrimas. 

¿Qué haré conmigo? 

Porque a Ti te debo lo que soy 

Pero no tengo mañana 

Porque a Ti te... 

La noche sufre. 



Partir 

en cuerpo y alma 

partir. 

Partir 

deshacerse de las miradas 

piedras opresoras 

que duermen en la garganta. 



He de partir 

no más inercia bajo el sol 

no más sangre anonadada 

no más fila para morir. 



He de partir 


Pero arremete ¡viajera!


ALEJANDRA PIZARNIK

LOS RELATOS DE GRISELDA (SEGUNDO RELATO) por VERÓNICA D. BOGADO



Léela y coméntala en NARRATIVA CON SUSANA

martes, 29 de enero de 2013

TE EXTRAÑO...TE SIENTO...TE DESEO por NINFA DUARTE


Encendida de esperanza
mi alma aún te busca
y una sutil memoria
surge de mi alma vagabunda...
En estos versos peregrinos
se instaló una audaz nostalgia
que desenterró alguna recóndita ternura
y un casto anhelo
que me dictó esta súplica
envuelta en lágrimas
que se posó suavemente
sobre mis recuerdos mustios.
Este indomable verano
con su claridad de tiempo
y compaces de inmensidad
viene trayendo mullidos versos
y cánticos vespertinos...
Una dulzura amarilla
de antiguos contornos,
y Tú...
Lánguido trino de cristal
en mis oídos castos,
tus palabras,
almibaradas  y bellas
que ruborizan mis mejillas
y visten mis labios
con un temblor
de tibiezas casi olvidadas.
Estás...
en las estrías que dejó el tiempo
en mis tímidas pupilas,
en la pluma que te llama,
y en el gemir de mi lira.
Te extraño...
Te siento...
Te deseo...

NINFA DUARTE

jueves, 24 de enero de 2013

DON DUERDO por STELLA MARIS TABORO


Léela y coméntaloa  en POESÍA INFANTO-JUVENIL

JUEGOS por MARIEL MONENTE















Tengo un niño blanco y
otro de sal
bajo la lengua
el niño que jugábamos juntos era marioneta
se tuesta en el río sin querer
y llora por la noche los ardores
bajo la lengua sal
piedad
en las arenas
donde se yerguen la sombra
y los escarabajos.

MARIEL MONENTE

miércoles, 23 de enero de 2013

A PABLO NERUDA Y MATILDE por STELLA MARIS TABORO

Léela y coméntala en NARRATIVA CON SUSANA

STELLA MARIS TABORO ¡BIENVENIDA!!



Soy argentina, nacida en Rafaela, provincia de Santa Fe. Hoy resido en San Jorge (Sta Fe).

Mi filosofía
Mis escritos están en mí ,y cuando salen de mí ya no me pertenecen...No temo al plagio. Plagio, hombre que condené hace tiempo y ya no me asustas.
Quiero que mis escritos vuelen por todo el planeta, aunque no digan que me pertenecen.
Mis libros de poemas, cuentos infantiles,poemas con rimas para niños y cuentos fantásticos, nacieron envueltos en pañales espirituales, lejos de lo material.
Brotaron de mí y ya no me  pertenecen .Están en  las BIBLIOTECAS ,CAFES LITERARIOS Y ESCUELAS.
Nunca viajaron para estar en concursos de poesía ,ni integrar antologías , porque tanto en un caso como en el otro, se hubiesen rozado con el dinero y ellos mis poemas están lejos de lo material , de lo financiero.
Son aves del cielo, son láminas de mi alma ,sutiles como burbujas que el viento lleva en libertad, hacia mis hermanos .
De esos arroyos interminables nacieron estos libros de poemas..

SONIDOS DE LUCES Y SOMBRAS-BURBUJAS DEL ALMA-ROCÍOS DE VERSOS-PÉTALOS EN EL VIENTO-OLAS DEL SILENCIO-EL CUENCO DE M I VALLE-TINTA DE ARROPE-EL CIELO DE MI ATARDECER-TRANSPARENCIAS DEL ALBA-LA HISTORIA EN POEMAS-PÁJAROS ENMIS MANOS-FLORES EN SUSPENSO-POEMAS DE CRISTAL-LA OTRA PIEL POÉTICA -ESPARCIENDO ESENCIAS-DESDE UN LUGAR PROFUNDO, POEMAS que SUSPIRAN

LA MAYORIA DE ELLOS...
NACIERON ARTESANALMENTE DE mis MANOS.

Sólo tres libros llevan sello de editoriales
Mis cuentos fantásticos son :
1- LA DAMA DEL ROJO CLAVEL-
2- LA CASA DEL FANGAL.
3- DONNA DENTRO NELLE STORIE.
4 -ROSAS AMARILLAS
5-SUSURROS D E MUSAS

RELATOS HISTÓRICOS
1. AQUELLOS  D.D.H.H  OLVIDADOS
2. LA HISTORIA EN PROSAS Y POESÍA
Mi literatura infantil abarca cuentos y poemas con rimas .

martes, 22 de enero de 2013

PRISIONERA por ANY CARMONA



No queda nada
de nuestro amor.
Solo el hilo del discurso
hecho hilachas
sobre la cama,
campo devastado.
Y mi ojo clavado
en tu rastro,
epílogo fatal en retirada.
Estoy sola,
soy como el punto final,
la última huella,
lo que quedó
después de la batalla.
Prisionera,
te pertenezco,
hasta el tratado de paz
o la amnistía.

ANY CARMONA

CONFESION por ANTONIO CAMPOS


















dejé mi afición de amar
por mi vocación de volar cometas
nunca alcanza el tiempo
para volver a la dicha

en discordia con la conciencia
estoy de nupcias con el presente
a mi decálogo de manías
le hace falta un mandamiento

el insomnio del viento
ha sido la distancia correcta
para la quietud de febrero
monedas de lluvia

un puñado de víceras
me acompañan en esta fuga
hacia el vacío de la libertad
no quiero volver a la conciencia
¡prefiero volar cometas!

ANTONIO CAMPOS VILLAGÓMEZ

POEMAS DE ANTONIO MACHADO


Acaso

Como atento no más a mi quimera
no reparaba en torno mío, un día
me sorprendió la fértil primavera
que en todo el ancho campo sonreía.

Brotaban verdes hojas
de las hinchadas yemas del ramaje,
y flores amarillas, blancas, rojas,
alegraban la mancha del paisaje.

Y era una lluvia de saetas de oro,
el sol sobre las frondas juveniles;
del amplio río en el caudal sonoro
se miraban los álamos gentiles.

Tras de tanto camino es la primera
vez que miro brotar la primavera,
dije, y después, declamatoriamente:

-¡Cuán tarde ya para la dicha mía!-
Y luego, al caminar, como quien siente
alas de otra ilusión: -Y todavía
¡yo alcanzaré mi juventud un día!

Anoche cuando dormía...

Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.

Di, ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
de donde nunca bebí?

Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;

y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel.

Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.

Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.

ANTONIO MACHADO

COMO LLORAN LOS HOMBRES EN LO OSCURO por AZPEITIA



















Como lloran los hombres en lo oscuro
en esquinas sin cobijo de paredes,
apretando los puños contra todo
sin consuelo…
deja que llore a raudales por mi adentro,
que se ahogue la emoción brutal
en la hojarasca de reproches
de un bello instante que huyó al pasado
sin la lágrima denuncia
furtiva de su cárcel a perpetua
que lució por un segundo, quizás fue menos
en los incrédulos ojos de crueles realidades
desvaídos en los futuros de plomo
que ensimisman sentimientos…
que se queman lentamente
sin remedio.

Quimeras e ilusiones que nacieron
de la nada, en mentiras disfrazadas
de encajes tejidos de promesas,
en la crédula razón de la apariencia
de las cosas que parecen y no son.

 Apagada la trémula llama del amor
con tus dos dedos
el dolor se hizo mi dueño
y en un ocaso de soles de rojo intenso,
retuvo entre sus manos los recuerdos,
momentos que se pierden a lo lejos
en las noches olvidadas
de pies descalzos
huérfanas del calor de los caminos
que huyen de la esperanza… para siempre.

AZPEITIA

CANCIÓN por MARTA PIMENTEL




Cuando el otoño desmaya sobre el poniente
y las barrancas suspiran, suspiran
y el agua brilla como un diamante,
mientras, la brisa se esparce sobre la brisa;

Cuando la humedad del rocío lava la vida
y quema su alma, la luna llena sobre la mía
y el árbol, deja sobre el barranco su letanía;

Cuando la broza enferma dobla las manos en el camino
y viste de blanco, los pies descalzos del peregrino...
yo nacía...
en abril, cuando nace el día veinte del mes cautivo.

Justo ese día, en que las flores no ven las flores,
las hojas no ven el árbol, y la vida se ve sin vida,
en mí vivías tú, y tú nacías...

Lloré en agosto junto al barranco,
mientras, tú mirabas un río rojo de sol, de barro.
Y tú te ibas en un agosto que trajo lluvia sobre los campos.

Yo florezco en abril, y deshojo en agosto,
todos los años, todos los años.

MARTA L. PIMENTEL ÁLVAREZ

VALLE DE MUJER DESNUDA por JULIA DEL PRADO










Valle de mujer desnuda
      sangre bulle en su vientre
             luz que atraviesa su cuerpo
                  danza para volverla pájaro 
 
 
 Roca frecuente que no calla y 
    ojos que la bañan con 
                 el arte
                     de sus lágrimas

 Poesía de existencia que aguarda
      algún país que no existe.
 
      Silueta suya    reflejo de paz en el agua.

JULIA DEL PRADO MORALES

FUE UN BESO PROLONGADO Y AMARGO, COMO EL SABOR DE LAS CEREZAS por CATALINA ZENTNER



Estábamos al pie de la cañada desde donde partiría el pájaro que alguna vez irrumpiera en la dócil costumbre de mis días.

Entonces las cerezas eran dulces, las luciérnagas iluminaban las noches nubladas y en el vado despertaba un duende a la armonía de canciones antiguas.

Hubo ciertas mañanas pesarosas, incertidumbre, inconstancias, devaneos. Y un sol recalcitrante que espantaba los últimos espectros, demorados en la estampida de la noche agonizante.

Y llegaste. Sin el cortejo de un gordo querubín con la flecha y el arco, pero con una nube afelpada entre tus cejas que elegí no mirar, temerosa de oscuras premoniciones o consignas.

Alquimista de los sentidos, condimentaste tus besos con especias prodigiosas, me diste a beber licores que me condujeron al éxtasis, de tu boca a la mía cruzaron cerezas de rojo encendido y corazón de almíbar.

Cuando cedió el hechizo, la acidez reemplazó picantes y dulzuras y el fuego cedió paso a la más fría de las desolaciones.

Y llegamos a decirnos adiós.

Una lágrima delata mi agonía cuando desvío la mirada para evitar la languidez de las cerezas colgando de las ramas al borde del camino, al encausar mis pasos hacia el ámbito crucial del desamparo.

Ese no lugar, el único que reconozco como propio.

CATALINA ZENTNER 

UN GRITO AL OÍDO por ANDRÉS GRENOUILLE

¡Atención!

Idiotas, creyeron haberme tenido.
Pendejos, yo ni siquiera soy mío.
Miserables, yo no soy, yo existo.

Perros sumisos, almas indignas,
Si hacen falta bofetadas, las daré…
Préstenme su inútil atención:

No soy de vuestro dios un hijo fiel.
Ni de ustedes un hermano.
Existo grácil sobre el viento,
Entre la carne, desde la luz…
Y mi libre existencia los maldice

Impune, con el revés de mis manos,
Golpearé a vuestro mesías frente a ustedes,
Frente a sus estúpidas caras;
Y les castraré tanta imbécil carcajada.
Y no harán nada, no podrán.
Nunca pueden con nada…

De vuestra tonta paz seré el verdugo,
El voraz que inocuos todos anhelaban.
Quien dará fin a sus sonrientes agonías.

Traguen mi saliva y quizá sepan,
Quizá así adviertan,
Que los nombres no importan
Que lo que brilla es la existencia
Que estamos y ya
Y nada más… no importa más.

¡Atención, ineptos, atención!
Que un asesino está hablando de amor.

ANDRÉS GRENOUILLE

MENGUANTE por SEROMA


Me pierdo en el desvarío del canto,
en el eterno vagar de notas sonoras
que laxo, deja el viento en los árboles.
Una caja silenciosa, ampara sones
en caléndulas que visten las ventanas.
Simplemente solo, al azar y en la calle,
un concierto reclama una parte de mí
para encender armoniosas alboradas
vestidas de mágicos colores melodiosos.
El Do, amarilleante en su escala, empuja
el fulgente carmín de un vibrante Re mayor,
lánguido el Fa sostenido, azulino se pierde,
pequeño acompañante del naranja Sol.
Azulgranate el Si bemol cierra el tono.
Para cuando de la nota el ámbar La,
menguante, una luna me desnudará.


SEROMA

lunes, 21 de enero de 2013

ENCANTO por MARISA ARAGÓN WILLNER




















En el principio del Todo, fue tu sonrisa
la bailarina dúctil de tu encanto
a paso suave tus ojos y tu boca
eran el alfa- omega de la dulce osadía
donde temblaba mi cuerpo en tus brazos
Tu piel y mi piel se hicieron horizonte
alcoba encantada de la misión del tacto
perdidos en el laberinto de dos almas
nuestras falanges en ofrenda conmovedora
el lenguaje de un piano.

El deseo anidaba su virtud de barro
e ibamos tras los últimos pájaros
con los cuerpos asidos al milagro
dispersando  con nuestro fuego
la violácea escarcha.

Al vacío del tiempo  y los metales
este encanto de amarnos que no cede
y es tu sonrisa de sal ,
la niebla dulce
que tiñe la desnudez de antiguos besos.


MARISA ARAGÓN WILLNER

jueves, 17 de enero de 2013

J...ODA A LA MUERTE por MYRIAM JARA


















¡OH! Sublime, amada,
Indolente y majestuosa muerte.
Dama temida, dama odiada,
Cubriendo con un lienzo
Tu cara maquillada,
Portando en tus huesudas manos
La corroída hoz victimaria.

¡OH! Nívea y blanca señora
De las penumbras claras
Toma mi acongojada alma,
Engánchala con tu guadaña,
Escupe tus hálitos en mis labios,
Imprégname con tu saliva la boca
Y seré tuya eternamente

¿Acaso no ves mi cuerpo magullado?
Perfidia de mujer vendiendo sexo,
Cuerpo deteriorado de tanto zarandeo,
Garganta quebrada de fingir orgasmos.
Piernas flácidas que ya no encuentran techo,
Plegada mi piel, agrietadas mis manos
¿Dónde he de dormir sino en tu lecho?

Arrástrame a las profundidades,
Cenagal de pestilentes excrementos
Donde reposan los malditos, los malvados.
Quiero ver a Hitler, al Marqués de Sade,
A Nerón, a Franco y los Templarios,
Déjame hablar con Maquiavelo,
No de los fines, sino de los medios.

Más luego que mi mente
De sanguinaria sabiduría se colme
Entrégame al ángel negro
Que me empalague de deseo,
Que excite a la hembra muerta,                                                                                              
Que sacuda el polvo de mis uñas
Clavándose con saña en sus espaldas.

Ya con el apetito atiborrado, saciado,             
Con el alma de mugres recobrada,
Con la codicia inescrupulosa y pujante
Que envileció mi naciente juventud,
Devuélveme a la siniestra tierra
Donde habitan ellos, los hombres
Que ansían beber mi plenitud.

El mundo necesita de mis perversidades.
No me niegues el poder de volver a ser
Aquello que siempre supe y quise ser.
Restitúyeme la belleza de mi cuerpo.
Hice un pacto con el diablo,
Hice mucho más que un pacto…

Yo vuelvo a las oscuras calles,
A los hombres obscenos y  perversos,
A la vida ligera, al dinero mal ganado,
A la ropa cara,  la limusina
Y él se queda con mi alma

Recuperé mi esencia
¿Para qué quiero un alma?


MYRIAM JARA

POEMAS DE RAÚL GONZÁLEZ TUÑÓN




EL VISITANTE

                                                      “El poeta es un espía de dios.”


Cuando el invierno vele los fantasmas azules
de la niebla en el barrio
y ya sean memoria la mudanza, el entierro del gorrión,
el domingo,
y los libros se callen en las estanterías
para que vuelva sin temor el grillo
del hogar, fugitivo de un distante verano,
preguntará al olvido
dónde se oculta el espía del tiempo,
en qué relojería, en qué almanaque,
en qué caja de música
abandonada por un niño
y junto a cuál de las sutiles ventanas del crepúsculo
donde sólo hacia adentro puede asomarse uno
la saudade construye sus delicados puentes.

y desde qué clavel del aire
o qué alga marina, o qué arpa de Harpo Marx
apareciendo en un desván, de súbito,
el porvenir –que es poeta- nos mira.



EPITAFIO PARA LA TUMBA DEL POETA DESCONOCIDO

Fue un poeta de su vida y de la vida.
Porque además del diálogo del hombre con su tiempo
la poesía es un estado de ánimo,
fue siempre el suyo un vago amar
y sentir y esperar no se sabe qué cosas:
y no pudo escribir ni un solo verso.
La muerte, la inquirida "Tía de las muchachas",
Se lo llevó una tarde de azul desprevenido.
Murió de inanición, como Meg Merrillies,
la que en vez de cenar contemplaba
fijamente la luna sobre el bosque.

Tanta es su soledad que el olvido se toca


RAÚL GONZÁLEZ TUÓN

AYER por TERESA DEL VALLE LAUMANN


De ayer recuerdo la violencia de los vientos
despeinándome
desgarrándome el vestido.
El aire suave
el sol ardiente
la piel sedienta
la lluvia bienhechora recuerdo.
La tempestad en la noche
el silencio poblado de grillos recuerdo.
La fría tibieza de tu piel
el dolor lacerante al crecer
el alarido
recuerdo.
El enaltecimiento de los sentidos
oliendo palpando mordiendo oyendo sintiendo
recuerdo.
El paredón blanco pintarrajeado
el oscuro laberinto cómplice recuerdo
la lluvia de rosas húmedas sobre mi almohada
recuerdo
recuerdo
sólo recuerdo una flor un pájaro un nido.
Sólo recuerdo.
Ya no vivo.

TERESA DEL VALLE LAUMANN

MENDIGO por JORGE CONCHA LOZANO



Mendigo desnombrado,
yo te hablo y vos ahí,
sentado,
un mueble mudo,
una sola pieza
con el banco de la plaza.
Yo te insisto:
¿quiero ser hoy tu justo?
Te cambio la respuesta,
como de costumbre,
por un pedazo
de moneda sobrada

JORGE CONCHA LOZANO

LA SOLEDAD DE LA ROSA por ERNESTO DEL VALLE



Venga el terrible amor, suicidio de las horas
a esparcir su veneno de tiempo necesario
ahuyentando el placer vigente, imaginario.

Que venga con la aureola minúscula y suicida
de la ostia que llega desnuda hasta la cama
saboreando la  piel del tiempo que le olvida
y en pleno corazón la sangre se le inflama.

Que venga y que no olvide la rosa  en primavera
muriendo de silencio en un jardín cualquiera
marchitos ya sus pétalos de pérfidas auroras.

ERNESTO DEL VALLE

viernes, 11 de enero de 2013

DESTACADOS DE DICIEMBRE ¡FELICITACIONES!!

LOS DESTACADOS DE DICIEMBRE SON:
(Vuelve a leerlos y coméntalos en pestaña superior DESTACADOS DE DICIEMBRE)

  • MATILDE SUEÑA por CATALINA ZENTNER
  • NAVIDAD SIN TI por ANA LUISA ARELLANO
  • MUJER DE ARENA por ANY CARMONA
  • RECUERDOS por TERESA DEL VALLE LAUMANN
  • POR LOS AMANTES por ANTONIO CAMPOS VILLAGÓMEZ

miércoles, 9 de enero de 2013

ENTREABIERTA TU ALMA por FERNANDO TORRES VICO


Entreabierta tu alma
vi unos pájaros celestes
picoteando la alegría.

Pájaros violetas,
bailando suavemente,
ligeros, ingrávidos ,etéreos,
que resplandecían tu tez.

No los olvides.
Querían bailar,
recordándote que aún,
tienes miles de motivos
para danzar y sonreír.

No los olvides,
y serena tu vida
con su baile candente,
que te envuelve con su luz.

Suspira,baila,camina,
con los que a tu lado, sueñan.


FERNANDO TORRES VICO

TRAMO XIII por GRACIELA ALFONSO


Vuelvo a las deserciones y al misterio,
tras mi cárcel incorpórea,
desarmaré los muertos del destino
y hundiré las cruces olvidadas
para renacer, con el hombre nuevo
y morir, a espaldas de la indiferencia.
Vuelvo al tiempo quieto,
y estoy desnuda, casi agónica,
resucitando en el silencio.
El agua trae los pasos y el polvo amado,
el viento lleva la espuma y la marea,
para enseñarme a mudar de piel
y no huir, enamorada hacia el miedo.
                                                      
GRACIELA ALFONSO